Categorías
Artículos

El sentido del análisis

Si la vida laboral contemplara los años que he dedicado de forma altruista o por venticinco céntimos a escribir entorno a la industria del videojuego me quedaría un resultado digno de callar a los que dicen que los zurdos no trabajamos (qué sin contar con ello, oficialmente ya he trabajado más de una década y lo que me falta, amiga, y lo que me falta).

Pocas veces, tal vez dos o tres y sin exagerar, obtuve recompensa del trabajo en forma de dinero (¡Ja!) o de videojuegos y material de prensa. No por nada, recuerdo que hace años conseguir el último videojuego de Activision para analizar era tan fácil como hablar con tu amigo el bloguero, qué te pasara el correo del PR de la compañía, mandarle enlace de la web y pedirle cositas gratis. No exagero, era sencillísimo, y lo hice un par de veces para conseguir que el medio en el que escribía obtuviera material.

A las empresas lo que les interesa es vender su videojuego, es su trabajo. Antiguamente los blogs eran la mejor forma de obtener a un coste muy bajo publicidad gratuita. Ellos regalaban el videojuego, y tú escribías un análisis cariñoso porque no querías que dejaran de suministrarte contenido. El lector, se quedaba maravillado por tus palabras y se acercaba al GAME para comprar el producto. Así funciona el mercado, amigo.

En resumen: Éramos y somos los primeros vendedores de un producto qué a diferencia del dependiente de la tienda de videojuegos que te saluda al entrar por la puerta y cobra el SMI, los redactores cobramos muchísimo menos y estamos contentos porque nos dan un videojuego gratis.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad