Entre cervezas me comentaba la infame situación vivida en la industria cinematográfica: Política, favores y caudillos que se regían como filtros para otorgar las ayudas que podían darle vida al proyecto. Hastiado reñía entre anécdotas de compañeres que vivieron situaciones peores y del como, incrédulo, sucedían las horas entre conversaciones que trataban de cómo se repartían el pastel del dinero público.

Siempre son las mismas empresas las que se llevan el dinero. Algunas crean los proyectos en base a las ayudas que se publicarán, sin intención de crear valor, solo se ciñen a lo que solicite el ministerio o el organismo de turno. ¿Quieres un evento que fomente los juegos tradicionales gallegos? Sin problema adecuamos nuestro evento de leds y esports y metemos con calzador el espacio

O tal vez debido a las escasas ayudas del sector se crea una academia de programación, se hace contratos de prácticas a estudiantes que trabajan desarrollando un videojuego completo que posteriormente se comercializará bajo el sello de la empresa y de paso se obtiene ayudas de diferentes partes como la educación o creación de empleo a los jóvenes: ayudas locales, nacionales y europeas.

Sea en la comunidad que sea: Galicia, en Madrid, Asturias. Da igual que sector: sea hosteleria o metalurgia. Siempre hay algún empresaurio que utiliza la picaresca y juega con las reglas a su favor sin importar el destrozo que deja a su paso: pequeñas empresas a las que va dirigido el auxilio económico condenadas al cierre y frenando el desarrollo industrial y cultural.

Un sector de gente joven dirigido por empresaurios

Tras una polémica en Twitter, llegó a mi TL la siguiente tabla donde gente de la industria¹ publica salarios y sobre todo problemas que han tenido trabajando para medios de comunicación y también de empresas desarrollo. Cabe la posibilidad de que los datos siendo anónimos sean falsos/incorrectos/sesgados pero puedo confirmar que al menos las acusaciones hacia tres empresas son ciertas. Y aunque no conociese la verdad, no es difícil reconocer ciertas actitudes ya vistas en otros sectores.

Realizando las prácticas de la formación superior, una amiga sufrió una experiencia tan horrible que abandonó la opción de trabajar de lo que había estudiado durante dos años por culpa de una jefa déspota y autoritaria que antes prefería humillar a la pobre novel que remar para que la empresa funcionara. Y el que escribe estas líneas, tragó días y días de insultos y acusaciones en su puesto de trabajo. Meses sin cobrar hasta que finalmente después del mal trago de tener que hablar con abogados y años hasta la resolución del veredicto y ejecución de ella, se hizo justicia. Ambas situaciones no se las deseo a nadie.

Si es posible, te recomiendo que vayas a algún evento de videojuegos donde puedas preguntar a gente del sector por sus experiencias y te aseguro que la gran mayoría por no decir todas tendrán alguna horrible experiencia. Porque la gente que migra a otros países no lo hacen únicamente por el salario, también por el incumplimiento de los derechos o qué mínimo por la profesionalidad de la gerencia.

Ayuda al vecine, denuncia su situación

Quién haya vivido una experiencia desagradable en su trabajo sabrá de lo que escribo: Ansiedad, no sabes cuando volverás a cobrar ya que estás en un limbo entre el despido procedente e improcedente, nervios por saber si la justicia te dará la razón. El traumático proceso no tarda poco, hasta que me dieron el resultado tardaron tres años. La justicia puede ser implacable pero es lenta, muy lenta.

No queremos meternos en problemas, no nos gustan las discusiones y menos todavía cuando juega con nuestro dinero y por consiguiente nuestro status quo. Recuerdo en una zapatería de Santiago, el dueño, estereotipo de jefe viejo verde, le dijo a la posible candidata – Si no aceptas el trabajo, no volverás a encontrar uno en este sector, porque me encargaré yo mismo de hablar con todos para que no te contraten -. La de historias que se en la hostelería ya daría no solo para varios artículos sino para un libro, pero qué mejor que una buena denuncia. Jamás me cansaré de recomendar: ten siempre a mano el contacto de un sindicato o un abogado laborista.

La nueva acción del gobierno hace años para reducir la violencia de género consistía en que la tercera persona actuara. Nosotros, como participantes de una pelea, debemos auxiliar a la víctima, tanto si es un accidente de coche como si es una disputa familiar. No digo que haya que meterse en medio porque eso nos pone en peligro a nosotros y ante todo está nuestra seguridad, pero sí llamar a la policía para que detenga el conflicto. DEBEMOS DE HACERLO. Y lo digo en mayúsculas, porque como víctima violencia de género en mi infancia sufrí los comentarios de familiares y amigos aconsejando no meterse en peleas de pareja, porque son conflictos de otros y deben de solucionarlo entre ellos. Pues no, me niego, vivimos en sociedad y debemos de protegernos, ya se hará cargo la justicia de dictaminar si era necesaria la llamada de auxilio.

Recomienda acudir a un sindicato o une abogade laborista a tu compañere si notas que sufre en su puesto de trabajo, realiza una denuncia anónima al ministerio de trabajo para que acuda un inspector laboral y resuelva los problemas, trabajes o no en ella. Ayuda, no te calles, no permitas que haya más víctimas. Si todos actuamos, todos saldremos beneficiados.

Periodismo a pesar de todo

La mayoría de los medios nacionales son catálogos de compras que hacen el trabajo de altavoz de empresas potentes. Otros medios, más interesantes culturalmente, no cumplen como servicio de información al público. Documentan y a curan contenido. Su trabajo consiste en buscar información, recopilarla, traducir y escribir artículos de videojuegos sin apenas aportar nuevos datos, lo cual está bien, me ahorran gran trabajo y me entretienen, pero no es periodismo. A excepción de la salida a la luz del caso de Activision-Blizzard en el que aunque los medios nacionales traducieron y dieron visibilidad la situación injusta de la empresa multinacional.

Marta Trivi de Anaitgames junto GameReport que investigaron el conflicto del publisher Badlands, la ruptura de contrato de varios estudios por el incumplimiento de PS Talents o Jaume Esteve en El Confidencial con el despido de Brainwash Gang y cierre y caída de Sindiecate Arts son la excepción que marca la regla y deberían de dar ejemplo a los que como yo amamos los videojuegos y queremos que continúen entre nosotros, pero para ello quienes los crean deben de trabajar en estudios que cumplan con sus derechos tanto humanos como los del trabajador. Es obligación del periodista dar este servicio al público, porque a ellos le debemos la transparencia e infomación y no únicamente propaganda. Somos nosotros, los medios, los que debemos advertir desde la investigación y verificación aquellas acciones que perjudiquen de algún modo a nuestra industria.

Parafraseando las palabras que Kase.O rapea en Mierda (Violadores del verso, 2001): “Yo no dejo por los suelos a quien no merece venganza / Pero al hipócrita del hip hop se le pone en pelotas”. Nadie juzgaría a Javier Ibarra, firmante de las líneas, de odiar al rap. Él golpea a la industria, qué más de una vez demostró que no seguían las mismas leyes que predicaban en sus canciones. Yo ataco a mis compañeros de blogs y medios, qué aunque no tengan titulación como en mi caso, no les exime de ser rigurosos con la información que publican. Aún tengo en mente el caso de Bayonetta 3 y el chantaje de la anterior dobladora donde los medios repitieron sin contrastar la información que les llegaba manchando la imagen de PlatinumGames.

Queride compañere: es posible qué me digas que no vas a trabajar más por el mísero dinero que te pagan – si es que lo hacen – y respondo: Quéjate, y si no te quejas chívate. En este medio estaremos encantados de dar voz para que tus jefes se pongan las pilas o que cierren, pero que no nos exploten más. Porque todo es una cadena en la que si los trabajadores de un estudio no están contentos y les periodistes no están bien pagados: ¿Cómo pretendemos luego tener una industria sana y exitosa?

Terminando os diré que hay dos vías para que llegue a este medio la noticia de una empresa o alguien con nombre y apellidos que ha cometido errores imperdonables: Uno, qué alguien me informe mediante correo electrónico, Telegram o por DM en Twitter un suceso para que lo investigue. Dos, que yo mismo y mi curiosidad llegue hasta la noticia. Sea como sea, uno de los objetivos de No Soy Freak es hacer periodismo – como dice aquel personaje de La Sexta totalmente contrario a su profesión – y como la siensia, es algo que hay que hacer, no se hace sola.

¹ – Hilo de tweets donde se critica la participación de Gato Studio y se comparte la tabla

Artículo escrito por:

Jesús López

Jesús López

Me encantan los videojuegos y por eso creé No Soy Freak. .

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad